Núcleo de la Laguna

La Laguna de Guarne

se convierte en el espacio de Parque Arví, en donde se hace posible evidenciar el crecimiento acelerado del territorio urbano, con la tranquilidad del suelo rural y campesino.

En términos de ubicación la zona pertenece al Municipio de Medellín y recibe, por parte de algunas personas e instituciones, la denominación de Laguna de Guarne, ya que en el pasado era un lugar necesario y estratégico para cruzar desde el Valle de Aburra hasta los municipios del oriente cercano y viceversa. 

El objetivo de la Gobernación de Antioquia, como entidad dinamizadora de este espacio, se proyecta en  plantear la organización y delimitación de 9.9 hectáreas.  Por medio de la implementación de espacios y desarrollo de las adecuaciones necesarias para el disfrute del lugar sin detrimento de su valor ecológico, histórico  y ambiental.

Este núcleo ofrece múltiples experiencias recreativas de carácter contemplativo. Referido al disfrute del paisaje natural,  tanto por el espejo de agua, como por la vista que hay al Valle de Aburrá. Además  de las diversas presentaciones de vegetación forestal, plantado y natural, que se encuentran en el territorio.

La Laguna se visiona como el espacio que permite la contemplación pasiva de los visitantes. Es un sitio especialmente rico por los componentes  arqueológicos, que ofrece grandes posibilidades de rescatar tradiciones ancestrales como el famoso santuario de la Virgen de Loreto , así como la recuperación de caminos indígenas, adoquinados en piedra y con obras hidráulicas muy avanzadas.

Otro de los atractivos del sitio es el mirador o “balcón” natural sobre Medellín y su área metropolitana, ofreciendo una majestuosa vista del territorio urbano, desde lo más alto de la montaña.

Este espacio tiene la concepción del territorio apto para el disfrute de la comunidad  local y visitante, por propiciar escenarios de encuentro y convocatoria ciudadana con sentido de pertenencia. A partir de la implementación de  amoblamientos como bancas, paraderos, señalización, puntos limpios, iluminación y arborización que responden, en lo que a materiales se refiere, a los propios de la región. Con  el fin integrar el paisaje rural que le aporte la identidad cultural y paisajística del núcleo.